sábado, 24 de mayo de 2008

Un millón de amigos

Me encanta conocer gente nueva.
Desde la universidad, cuando cada vez que iba a matricular el horario que mi grupo había escogido ya no había cupo. Me tocaba empezar a buscar con quien estudiar cada semestre y en cada materia. Eso me dio la oportunidad de ampliar mis horizontes y conocer personas espectaculares que dejaron huellas en mi vida.
Después vino la asociación de estudiantes a la que pertenecí. Amé encontrar gente tan distinta trabajando por un mismo objetivo. Amé tener amigos en tantas ciudades, amigos que aún hoy conservo y llevo en mi corazón, amé haber viajado tanto y los excelentes ratos que vivimos juntos.
Luego aparecieron mis amigos virtuales, los del flickr. Amigos que se han ido materializado y con los que tengo lazos especiales. Aún faltan varios por conocer y espero que esos encuentros pronto se realicen.
Ahora la emisora también me da esa oportunidad. Ayer conocí una gente de una revista importante de rock. Personas con piercings y tatuajes y peinados raros, con un talento para la fotografía increible. Unos bacanes.
Y soy felíz, cada vez que escucho una nueva historia, cada vez que alguien abre su corazón y me cuenta su vida. Soy felíz cuando consigo un nuevo amigo.
Como dice la canción: Yo quiero tener un millón de amigos... lalala....

1 comentario:

Ana María dijo...

Como te lo he dicho ya varias veces: jamás podré agradecerle suficiente a la vida el que nuestros caminos se hayan cruzado. Descubrir personas maravillosas como tú en el cyber espacio es esperanzador, sí que hay gente buena en el mundo y se pueden crear lazos fuertes en la distancia. Te quiero mucho y donde sea que yo esté, tú tienes casa.